Interesante artículo redactado por Manuel Gil en Correo gallego

Las capturas se subastaron entre los 18 euros, el kilo de las piezas de mayor tamaño, y los 8, de las más pequeñas: es un pescado blanco muy apreciado.

Dos barcos cerqueros con base en Portosín llegaron ayer al puerto con cerca de 10.000 kilos de lubina, conocido en la zona como róbalo, un pescado blanco muy apreciado que se destina a su venta como producto fresco. Además, otras tres embarcaciones pudieron desembarcar en otros puertos otros tantos kilos, según informaron desde la cofradía de pescadores.

Estas diez toneladas de pescado se puede considerar que es una de las más grandes obtenidas por dos embarcaciones en un sólo día y en lo que llevamos de año, según las mismas fuentes del pósito. A primeras horas de la mañana, los dos barcos de cerco entraron en el puerto.

Pesaron la captura y pusieron el producto de camino para la lonja. Allí, el subastero comenzó la puja de las lubinas que se cotizaron entre los 18 euros, que alcanzó de máximo el kilo de las piezas de mayor tamaño, y los ocho euros, de las más pequeñas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.