La pesca ha sido siempre una actividad recreativa a la cual se accedía generalmente a temprana edad, de la mano de otra u otras personas aficionada a la misma.

Por regla general para acceder a la actividad de la pesca, solamente se necesitaba estar en posesión de una licencia, que generalmente era gratuita hasta una determinada edad, quedando así exentos de pago los nuevos y jóvenes aficionados a este deporte.

Con las atribuciones en esta materia por parte de las diferentes C.C.A.A., finalmente la obtención de una licencia de pesca se ha convertido en una Torre de Babel, donde un pescador medio tiene que obtener al menos dos ó tres tres licencias distintas de diferentes Comunidades, para poder satisfacer sus necesidades en esta actividad.

Por si fuera poco, ahora se ha puesto de moda, la instauración del EXAMEN de pesca, para poder optar a obtener la misma en algunas Autonomías y aparentemente, muchas más se van a subir al carro de esta medida recaudatoria que no tiene ningún sentido que no sea el mencionado anteriormente, así como la obligatoriedad de poseer un seguro para esta actividad.

 
[real3dflipbook id=”4″]
 

¿Se necesita un examen y un seguro, para poder utilizar una piragua, el río o un embalse para bañarse, una bicicleta, unos esquís, una raqueta, una ruta de senderismo, una vía de escalada, un caballo? ¿Se necesita así mismo un examen y un seguro, para recolectar setas o para hacer fotos de naturaleza?

¿No bastaría con que una persona acreditada con algunos años de experiencia pudiera capacitar a esa persona que va a acceder por primera vez a esta actividad?

¿Entonces cual es el motivo de estas premisas para acceder a la pesca en algunas C.C.A.A., si no es simplemente el del negocio generado por ello?

Indiscutiblemente esto es una traba importantísima para el futuro desarrollo de este deporte en nuestro Territorio Nacional, pues indiscutiblemente, muchos jóvenes, ni siquiera se plantearán la posibilidad de hacer ese examen y de asumir su coste económico, para simplemente poder pescar.

Tabla significativa fuente Ministerio.

Por todos estos motivos y dadas las anteriores reflexiones, desde Queremos Pescar pedimos la inmediata rectificación y eliminación de los artículos que reflejan la necesidad para la obtención de la licencia de pesca por regulación del examen del pescador, reflejadas en el “DECRETO 272/1995, DE 31 DE OCTUBRE, POR EL QUE SE REGULA EL EXAMEN DEL CAZADOR Y DEL PESCADOR, EL REGISTRO ANDALUZ DE CAZA Y DE PESCA CONTINENTAL Y LA EXPEDICIÓN DE LAS LICENCIAS.(BOJA 156/1995, de 5 de diciembre)”.

A la Consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía Dña. María Jesús Serrano Jiménez.

Por la derogación del “ARTÍCULO 17, PUNTOS 1, 2 y 3 DE LA NORMATIVA DE LA RIOJA” que obligan a superar las pruebas de actitud para obtener la licencia de pesca en su Comunidad Autónoma.

Al presidente del Gobierno de la Rioja. Pedro Sanz Alonso.

Para que la obtención de la licencia de pesca en estas Comunidades pueda ser validada simplemente con los documentos de identidad acreditativos del optante a la misma tanto por primera vez, como para el proveniente de otras C.C.A.A.

 

 

Una Respuesta

  1. Imagen de perfil de Jose C Bermejo Salamanca
    Jose C Bermejo Salamanca

    Respecto a lo de pasar un examen para poder pescar, lo lógico es empezar la casa por los cimientos y por tanto lo primero sería que los gestores de la Administración tendrían que pasar un examen para determinar su idoneidad y conocimientos sobre estos asuntos. Seguramente la mayoría acabaría cesada y en la calle.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.